¿Qué es la Prevención de riesgos laborales? ¿Por qué la necesitas?

Seguramente hayas oído hablar alguna vez de la Ley de Prevención de Riesgos laborales. Puede que le hayas quitado importancia, y que el ajetreo del trabajo o las exigencias del día a día te hayan evitado mostrar la atención necesaria. En este post trataremos de darte unas nociones generales que te permitan conocerla, entender sus ventajas y reconocer la importancia de la Prevención de Riesgos Laborales en tu entorno laboral, seas autónomo/a o microempresario/a.

Podríamos decir que la Prevención de Riesgos Laborales trata de evitar y/o intervenir antes de los posibles accidentes, malestares, síntomas o enfermedades derivados del desarrollo laboral. La legislación vigente es la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales. BOE nº 269 10/11/1995.

La Prevención de Riesgos Laborales (PRL) tiene la intención de reducir la siniestralidad laboral y la incidencia de las enfermedades profesionales en los trabajadores y trabajadoras en su conjunto y, en consecuencia, construir espacios y dinámicas de trabajo seguras y saludables dentro del entorno laboral.

Parte importante de la Prevención de Riesgos Laborales trata de identificar, evaluar y controlar de los peligros y riesgos asociados al entorno de un centro de trabajo, para salvaguardar la seguridad y salud de los trabajadores. De este modo, también pretende fomentar el desarrollo de actividades y medidas necesarias para prevenir los riesgos derivados del trabajo.

Y pensarás, ¿Es verdaderamente necesario para un autónomo o una microPYME conocer la PRL?.

Sí, sin ninguna duda. Aunque los autónomos no están legalmente obligados a desarrollar un plan de prevención, los índices de incidencia de ATJT (Accidentes de Trabajo por Jornada Trabajada) graves de los autónomos son superiores a los índices de incidencia del total de trabajadores, llegando a ser del doble algunos años. Tengamos en cuenta que la última Encuesta de Población Activa, correspondiente al II trimestre de 2017, señala que los trabajadores por cuenta propia son 3.115.200, casi el 17% de toda la población española ocupada. De ellos, cerca de un millón (977.000) eran autónomos empleadores.

Pues bien, 1 de cada 3 microempresas no evalúa los riesgos en el lugar de trabajo. Sin embargo, la Prevención de Riesgos Laborales es de obligada gestión para quienes tienen trabajadores a su cargo.

Como vemos, esta ley no solo es necesaria para cumplir los requerimientos legales, es también fundamental para construir entornos de trabajo saludables, seguros y atentos a las necesidades que se producen. Implicar a los trabajadores y trabajadoras de esta forma, ayuda a reducir bajas laborales, accidentes o enfermedades, y en consecuencia, vivir más felices, ¿por qué no?