Los 5 tipos de accidentes más frecuentes en trabajos autónomos (y cómo evitarlos)

El colectivo de autónomos y autónomas se concentra en cuatro actividades mayoritarias: comercio al por menor, agricultura y ganadería, actividades de construcción especializada y servicios de comidas y bebidas (hostelería). Esto hace que las causas más frecuentes de accidentes sean propias de cada sector y actividad requieran análisis y soluciones diferenciadas que desarrollaremos en este post.

Según el último estudio del INSSBT (Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo) sobre la siniestralidad del colectivo de trabajadores autónomos y autónomas, los accidentes más frecuentes son:

Causa Número Porcentaje
Golpes, caídas, tropiezos y choques 4167 41.70%
Sobresfuerzos 3658 30%
Cortes, pinchazos, roces 1218 10%
Accidentes con vehículos u objetos en movimiento 1052 8.70%
Quedar atrapado o aplastado 398 3.2%

Aunque esta información es incompleta porque excluye al 80% de los autónomos que no cotiza por accidentes de trabajo (contingencias profesionales), es muy valiosa para prevenir accidentes y enfermedades profesionales.

Golpes, caídas, tropiezos y choques

Estos accidentes son muy frecuentes en trabajos que exigen esfuerzos físicos. Para evitar que se produzcan es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Señalizar debidamente diferencias de nivel, suelos resbaladizos o cualquier otra superficie potencialmente peligrosa.
  2. Considerar la ubicación de los puestos de trabajo, en especial respetando el espacio libre necesario para el paso.
  3. Evita realizar actividades que puedan distraer como leer o utilizar el móvil.

Sobresfuerzos

Los sobresfuerzos supondrían la causa individual con mayor siniestralidad entre autónomos. Se producen a menudo en el sector de la construcción, por las exigencias del trabajo físico pero también ocurren en trabajos más sedentarios como los de oficina. Para evitar que se produzcan es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Adecuar el nivel de esfuerzo al nivel físico de los trabajadores. De media, los hombres pueden elevar 55 kg una sola vez o varios pesos de 35 kg; las mujeres 30 kg y 20 kg respectivamente.
  2. Incluir descansos a lo largo de la jornada laboral.
  3. En trabajos más sedentarios como los realizados en oficinas, te recomendamos estas 5 maneras de cuidar tu espalda.
  4. Cuidar la postura al levantar peso
    • Para levantar un peso desde el suelo, evita levantar el peso con la espalda, en lugar de eso, flexiona las rodillas y levanta el peso con la fuerza ejercida con las piernas.
    • Para levantar algo por encima de los hombros es necesario poner los pies en posición de andar, elevar el objeto a la altura del pecho y levantarlo de manera que el peso descanse en el pie más adelantado.

Cortes, pinchazos, roces

Estos accidentes son propios de actividades manuales o uso de herramientas propias de la construcción o la manufactura pero no sólo, ya que las herramientas con capacidad de generar esos riesgos están presentes en oficinas, reprografías o pequeños comercios. Para evitar que se produzcan es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Usar atuendos adecuados y equipos de protección siempre que sea necesario.
  2. Informar y formar a los trabajadores sobre el correcto uso de las herramientas.
  3. Usar las herramientas de forma responsable sólo para el fin para el que fueron ideadas.

Accidentes con vehículos u objetos en movimiento

Los trabajadores autónomos tienen más accidentes en desplazamientos durante la jornada laboral, un 14’5% respecto al 8.3% de los asalariados, esto hace que la prevención en la conducción de todo tipo de vehículos sea de especial importancia. Para evitar que se produzcan es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Descansa apropiadamente para evitar la fatiga.
  2. Planifica tus rutas para evitar atascos y prisas que afecten a tu estado de ánimo y estrés.
  3. Concéntrate en la conducción, evita distracciones como el uso del móvil que evita que percibas el 40% de lo que ocurre a tu alrededor.
  4. Respeta las normas de tráfico en todos los vehículos. Aunque vayas en bicicleta, el código de circulación también debe ser respetado.

Atrapamiento o aplastamiento

Estos accidentes tienen lugar cuando una persona o parte de su cuerpo es enganchada o aprisionada entre mecanismos de máquinas o entre objetos, materiales o piezas. Son accidentes frecuentes en el manejo de maquinaria, minería u operación de vehículos o maquinarias pesados. Es uno de los accidentes graves o fatales más comunes y por tanto requieren de una atención especial. Para evitar que se produzcan es importante seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Proteger o aislar adecuadamente todos los equipos de trabajo que puedan producir aplastamientos o atrapamientos: elementos móviles de máquinas, plataformas de elevación, ascensores y montacargas, grúas…
  2. Detener elementos móviles antes de realizar tareas de reparación y mantenimiento.
  3. Evitar el uso de ropas anchas o prendas sueltas que puedan quedar atrapadas o dificultar el trabajo.
  4. Asegurar visibilidad, iluminación, estabilidad y limitación de las zonas de trabajo donde se manipule cualquier maquinaria.
  5. Si eres agricultor, utilizar tractores con protección superior y no retirarla durante los trabajos en el campo.